Maquiavelo

Maquiavelo(1469-1531) es un filósofo florentino que ve desde una posición privilegiada el surgimiento del Estado Moderno. En su época el Estado ya no es un poder subordinado al poder eclesiástico que es utilizado como segunda espada de lo espiritual, ya no está subordinado a lo religioso. Forma parte en 1504 de la milicia florentina, lo que le da una buena experiencia de en qué consisten los nuevos conflictos. No existe más el in hoc signo vinces eclesiástico, los ejércitos son ejércitos puramente seculares, estatales, temporales. En 1506 se convierte en secretario de Julio II, con lo que aprenderá de la administración de la institución política por antonomasia: la Iglesia Católica. Estamos en la época posterior al gobierno omnímodo de los Borgia, que instauran un cínico realismo que gobierna en el corazón del Mediterráneo. Se ve claramente a finales del siglo XV que en la Iglesia lo que pesa es el poder político. Las grandes referencias de Maquiavelo van a ser los Borgia, Fernando el Católico – a quien se hacen numerosas alabanzas en El Príncipe – y los Medici, que gobiernan la más egregia de las regiones de la actual Italia, Florencia, donde conviven algunos de los mejores artistas de todos los tiempos. La escena de crecimiento de las artes y las ciencias no es ni mucho menos conmovedora, ya que la etapa de gran florecimiento de estas coincide con una época de gran corrupción moral y política. Graham Greene lo retrató en un conocido pasaje del “Tercer Hombre”: la Italia de los Medici tuvo asesinatos, guerras, matanzas, oligarquías y corrupción, pero también tuvo el Renacimiento. En Suiza tuvieron 500 años de paz y democracia y nos queda el reloj de cuco. En 1513 publica “El Príncipe”, que dedica a Lorenzo de Medici. A pesar de su hondura teórica, es un libro orientado fundamentalmente a la práctica. Podemos ver entonces el carácter ambiguo de la afirmación de que inaugura la Ciencia Política: por un lado es cierto que la empieza a estudiar como un campo cerrado y autónomo – veremos por qué en el siguiente apartado – pero más bien entiende que el estudio de la política tiene que ver con el arte, esto es, la acción, la prudencia y la virtud. En 1527 el Imperio de Carlos V saquea Roma y cambia la estructura del poder de las repúblicas. Es deportado a trabajar en el campo, aunque él sigue su tarea de estudio e indagación hasta su muerte en 1531.

2. La declaración de independencia de lo político. La importancia del pensamiento de Maquiavelo.

Hemos aprendido con los filósofos antiguos y medievales que lo político es un medio para la obtención de fines éticos. Las sociedades se organizaban en torno a la idea de Justicia y la de Bien Común, de modo que teníamos siempre un criterio de distinción de los regímenes justos y los injustos. Maquiavelo no ve por ninguna parte esta relación con lo ético. Los Estados no buscan más virtud que la de la preservación de su poder y la gloria de sus gobernantes. Y precisamente es la virtud del gobernante la que va a conseguir la Paz, una Paz tanto exterior frente a otros Estados como interior frente a las luchas intestinas. En un problema tematizado después por Hobbes, el gobierno consiste en la búsqueda de una Concordia no alcanzable a través de medios éticos. Ya no se puede gobernar con Ética. La separación entre ética y política en la filosofía maquiaveliana se resume en los siguientes puntos.

i)Autonomía de lo político. La política sigue unas reglas distintas de la ética. Cuando evaluamos a un gobernante no lo debemos hacer desde el punto de vista ético, por su justicia o su promoción de la felicidad o los derechos, sino por seguir las reglas de la política, esto es, por ser eficaz.

ii)Realismo político. La acción política no se rige por ideales puros, sino por la necesidad de eficacia. Un político que no se adapte a las circunstancias no es realmente un político. Ha de tomar las decisiones más convenientes para que su poder se preserve.

iii)¿El fin justifica los medios? Desde el punto de vista de la acción, el fin es lo que justifica los medios. Si yo deseo tener más salud, empleo como medios para ese fin la cita médica, la dieta y el ejercicio. Lo que justifica que yo coma acelgas y me apunte en el gimnasio es mi fin, que es tener salud. La afirmación de que el fin justifica los medios jamás fue afirmada por Maquiavelo. Se dice en un sentido que es cercano al suyo: una vez nosotros tenemos un fin, es indiferente qué tipo de medio utilicemos con tal de realizar ese fin. Si yo quiero ganar unas elecciones da igual si es por la vía democrática o con pucherazo, con trampas o con transparencia. La moralidad no importa, porque la auténtica virtud es la consecución del fin. Maquiavelo no participa de un cinismo tan exacerbado. El Príncipe tiene que realizar un cálculo para realizar sus fines, lo que implica una cierta consideración moral. Lo que Maquiavelo percibe es que al final la acción política no se juzga por lo valioso de sus principios sino por lo exitoso de sus resultados. Con la acción política se trata de evitar la disolución del gobierno y de la paz.

iv) Pesimismo antropológico. Se considera que el ser humano no es susceptible de una educación que lo haga libre o que permita constituir una sociedad justa. No es que el hombre sea malo por naturaleza ni que sea lobo para el hombre, sino que su naturaleza no es perfectible y, por tanto, no se puede contar con que el pueblo quiere ni puede ser libre. El pueblo se contenta con no ser oprimido y tener medios para vivir.

  1. La visión de la sociedad de Maquiavelo.

3.1)El republicanismo.

Como hemos dicho, Maquiavelo no propone un régimen puramente cínico donde cualquier cosa vale con tal de conseguir el poder. Maquiavelo divide entre dos tipos de régimen: la República y el Principado, que a su vez se clasifica en cuatro tipos. El que nos va a interesar después es el Principado por adquisición.

El Republicanismo es para Maquiavelo el mejor régimen de gobierno. Retoma la tradición clásica aristotélica y romana: la República no es lo que hoy entendemos por tal régimen, consistente en elegir de forma democrática a la cabeza del Estado. La democracia es vista con sospechas, puesto que el “gobierno del pueblo” es el gobierno por parte de una masa informe de gente analfabeta sin conocimiento de la realidad – retomando la crítica clásica, la democracia es el gobierno de la ignorancia y de la pobreca. La República es el género mixto de democracia y oligarquía, y así combina las virtudes de ambos: la oligarquía vela por sus riquezas y honores y la democracia es el gobierno más libre. Por otra parte, la República es el término medio entre los excesos de la oligarquía – la lucha por los intereses particulares – y la democracia – dispendiosa por depender de personas que no tienen propiedades. El Republicanismo tendrá para Maquiavelo un corte semejante. En los “Discursos sobre la primera década de Tito Livio” defiende la República como un régimen en el que existe el imperio de la ley, la libertad y la igualdad civil. La ley se entiende como un gobierno impersonal sobre los hombres que garantiza que no se imponga la arbitrariedad de nadie. La concepción de la libertad es muy limitada. No se entiende que todos somos libres y constituimos un poder del Estado que se representa en el gobierno. La libertad es una dotación por parte del gobernante: este tiene que procurar que en la medida de lo posible el pueblo disponga de su vida y su hacienda, pero esto está en todo caso subordinado al Estado. La igualdad civil es una condición de posibilidad de la República: si no hay igualdad cualquier individuo está en disposición de poseer a los demás.

La concepción de los gobiernos libres en la Era Moderna es muy escéptica. Los regímenes republicanos perecieron frente a los Principados. Maquiavelo se centra en su análisis del Principado en el estudio de las acciones del príncipe para ser virtuoso políticamente.

4.La visión política del Príncipe de Maquiavelo.

Maquiavelo cambia nuestra forma de ver la acción política. Esta ya no se subordina a la ética: la virtud ya no es una acción racional que busca el Bien humano – el bien supremo, la felicidad – sino que se refiere a la actividad política. Es cierto que la ética sigue buscando la felicidad, pero la virtud política es la consecución y la conservación del poder.

a)La virtud del príncipe en cuanto a la consecución del poder es analizada en dos términos: en relación al pueblo y en relación a los poderosos. Maquiavelo sigue la tradición republicana del análisis aristotélico. El poder político se constituye en una trama que enlaza el poder de unos pocos con el gobierno de muchos. La República era el equilibrio entre ambos. Maquiavelo considera que un planteamiento realista político ha de ganarse el favor de la multitud. Esto se consigue en relación con las reglas de conservación del poder que veremos y en relación a los otros poderosos que atienden el poder. El Príncipe tendrá que vincular al pueblo con su destino y enfrentar por tanto a sus competidores con los intereses populares. En cuanto a su relación con los poderosos, es necesario dividirlos en dos: unos tienen atada su suerte a la del Príncipe, y esos hay que tenerlos cerca. Otros no la tienen, así que el Príncipe ha de cuidarse de ellos. Unos son pusilánimes y si son inteligentes pueden servir a los intereses del poder, y otros son peligrosos y hay que alejarlos.

b) El Príncipe siempre tendrá en cuenta los peligros de ciertos competidores por el poder para conservarlo. Ha de ser contundente al atacar las afrontas de otros poderosos. Maquiavelo considera aquí algunas de las virtudes del Príncipe.

i)¿Es mejor ser temido o ser amado? El Príncipe tiene que mostrarse cruel ante las afrontas del enemigo. Las injurias han de ser contestadas de manera eficaz y rápida, todas a la vez de un solo golpe. En cambio, los favores se han de repartir poco a poco. El pueblo verá que es protegido de los peligros de una forma rápida pero temible, con lo que nadie, ni pueblo ni poderosos, se atreverá a quitarle el poder. El amor causa demasiadas expectativas y puede acabar en decepción, odio y desprecio, que han de ser evitados. Así, es preferible ser temido a ser amado.

ii)El Príncipe ha de administrar la Hacienda con moderación. Una liberalidad excesiva, esto es, un gobierno que busca el amor de sus súbditos a través del dispendio, acaba decepcionando porque causa pobreza. La sensación de riqueza vinculada a la acción del Príncipe es necesaria para la preservación de su poder.

iii)Maquiavelo es partidario del imperio de la ley y, por tanto, de la estabilidad en el cumplimiento de las promesas. Sin embargo, muchas veces esas promesas no se pueden cumplir porque las circunstancias cambian: el gobernante promete bajar los impuestos pero una guerra hace que los tenga que subir. En este caso, claramente hemos de incumplir una promesa cuando esta impide la preservación del poder. Entonces la propia esencia de la acción política hace que tengamos que actuar de una forma adaptable. El Príncipe ha de actuar siendo astuto como una zorra y fiero como un león: la astucia muchas veces nos permite saber cuándo conviene cumplir una promesa y cuándo se ha de romper.

En definitiva, la virtud consiste en saber adaptarse a las circunstancias, es decir, en tener prudencia política. El Príncipe debe preservar su poder ante los contingentes cambios del Destino. En este sentido, lo decisivo en la acción política es ser capaz de no sucumbir a la Rueda de la Fortuna: si nosotros dependemos exclusivamente de la Fortuna, de esas circunstancias que no dependen de nosotros, nos basamos únicamente en nuestra suerte – diríamos hoy – y tan pronto como la suerte nos abandone abandonamos el éxito y el poder. Un Príncipe virtuoso es capaz de prevenirse a los cambios que la Fortuna nos depara.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s